Hacía ya tiempo que llevábamos buscando ser papás. Estábamos preocupados y ansiosos (sobretodo yo, el cari andaba más tranquilo…) porque la cosa no llegaba.  Unos meses decíamos que era por el estrés del trabajo, otros porque llevábamos mucho jaleos de familia, otros porque el tiempo estaba nublado… y así iba pasando el tiempo… Tras la visita al ginecólogo, un hombre especial y espectacular, salimos ya con una nueva visión. No debíamos dejar pasar más el tiempo sin revisarnos y sin…